¿Cada cuánto desparasitar a un perro?

¿Cada cuánto desparasitar a un perro?

Los parásitos más comunes en perros son las pulgas, las garrapatas y los gusanos internos, que pueden afectar a distintas partes del cuerpo del animal. Todos ellos producen en el can infestado una serie de síntomas molestos para él, además de provocar problemas derivados como el desarrollo de enfermedades, la reducción de las funciones de los órganos afectados y, en los peores casos, la muerte. Así mismo, muchos de los parásitos que afectan a los perros pueden transmitirse a los humanos, por lo que cuidar la salud de nuestro amigo peludo es, también, cuidar la nuestra y la de las personas que conviven en el hogar.

Para evitar la presencia de los parásitos anteriores, es importante desparasitar a los perros pero, ¿cada cuánto tiempo? Y a los cachorros, ¿cuándo hay que desparasitarlos por primera vez? A estas y a más preguntas respondemos en este artículo de ExpertoAnimal, de manera que sigue leyendo para descubrir cada cuánto desparasitar a un perro y cómo hacerlo.

¿Cuándo desparasitar a un cachorro por primera vez?

A los cachorros hay que desparasitarlos antes de su primera vacuna, de manera que es preciso hacerlo entre sus primeros 21 y 30 días de vida. Será el veterinario quien nos aconsejará sobre cómo desparasitar a un cachorro por primera vez aunque, en general, debido a que muchos todavía se encuentran en periodo de lactancia o están haciendo el cambio al alimento sólido, se suele indicar el uso de jarabes antiparasitarios o gotas específicas para cachorros cada mes hasta alcanzar los seis meses de edad, o cada 15 días al principio y después cada mes.

Si acabas de adoptar a un cachorro que no ha sido desparasitado y tiene más de dos meses de vida, ya que separarlo antes de la madre está contraindicado, debes saber que ya puedes desparasitarlo administrando el producto recomendado por el especialista. Después, deberás iniciar el calendario de vacunas cuando te indique el veterinario.

¿Por qué primero hay que desparasitar al cachorro y después vacunar? La respuesta es sencilla, mediante la leche materna el cachorro adquiere cierta protección e inmunidad frente a determinadas enfermedades, sin embargo, esta protección no sirve para prevenir o combatir las infestaciones parasitarias; de hecho, a través de ella el cachorro puede contraer parásitos intestinales. De esta forma, y sobre todo dependiendo del lugar en el que viva, el riesgo de sufrir la presencia de parásitos externos o internos es mayor que el de contraer enfermedades. Por este motivo, los veterinarios siempre recomiendan desparasitar primero y, después, iniciar el calendario de vacunas para cachorros. Sobre el tiempo de espera entre la administración del antiparasitario y la primera vacuna, dependerá del producto utilizado, por lo que será el mismo veterinario quien nos indique cuándo acudir para vacunar.

Una vez que el cachorro tiene seis meses de vida, es fundamental establecer un calendario de desparasitación junto con su veterinario, que puede ser mensual o más espaciado, dependiendo del estilo de vida del animal y de su lugar de residencia.

¿Cada cuánto desparasitar a un perro? - ¿Cuándo desparasitar a un cachorro por primera vez?
 
¿Cada cuánto desparasitar a un perro adulto?
 

Un perro se considera adulto a partir del año de edad aproximadamente, y como sucede con los cachorros, para saber cada cuánto desparasitar a un perro es necesario considerar su estilo de vida y lugar de residencia. Tanto los canes que viven en entornos naturales, rodeados de bosque o campo y, por ende, con un mayor índice de parásitos externos (pulgas y garrapatas), como los que residen en zonas urbanas, deben desparasitarse cada mes o de forma más espaciada en función del producto utilizado, siendo la primera opción la más aceptada. Sin embargo, los parásitos externos no son los únicos que afectan a los perros, puesto que también pueden verse perjudicados por los parásitos internos, presentes tanto en entornos naturales como en los urbanos. Por este motivo, a pesar de residir en una ciudad, para prevenir y combatir la presencia de parásitos internos los veterinarios recomiendan la desparasitación mensual, sobre todo en casos de riesgo como familias con niños o el uso de zonas ajardinadas para el paseo de sus animales de compañía.

Ahora bien, ¿cómo desparasitar a un perro? ¿Es necesario administrar un antiparasitario para los parásitos externos y otro para los internos? A continuación exponemos los productos más comunes.

¿Cómo desparasitar a un perro? Desparasitación interna y externa

Como hemos comentado, los perros no solo tienen parásitos externos como pulgas o garrapatas, sino que también pueden verse afectados por parásitos internos, por eso es importante saber cada cuánto desparasitar a un perro y cómo hacerlo.

Mediante distintas vías, como olfatear el suelo, comer algo infectado o, incluso, a través de la leche materna, los perros pueden contagiarse con parásitos internos como los gusanos intestinales, los gusanos pulmonares o los gusanos del corazón. Aunque todos ellos son comunes, los más habituales son los gusanos intestinales redondos, pudiendo afectar hasta a un 12 % de perros adultos y un 30 % de cachorros. Los más recurrentes son Toxocara canis Toxascaris leonina y, en la mayoría de los casos, el contagio suele darse mediante las heces de perros infestados, ya que a través de ellas son expulsados los huevos, los cuales tienen la capacidad de permanecer vivos hasta cinco años y pueden penetrar en un perro sano con el simple hecho de olfatear estos excrementos. El contagio también es posible cazando algún roedor infestado, olfateando tierra infestada, etc. En cachorros la transmisión de los gusanos suele darse mediante la leche materna o, incluso, durante la gestación si la madre está infestada (en el caso de Toxocara). Por todo ello, es recomendable que cada mes se le administre el producto antiparasitario aconsejado por el veterinario.

Por otro lado, todos sabemos lo extremadamente fácil que es que a nuestros perros se les peguen pulgas o garrapatas cuando juegan en un parque o están en contacto con otros animales. Para evitar a estos molestos habitantes existen varios métodos:

  • Pipetas: se trata de un líquido que se deposita en la zona de la cruz del perro. Tienen una duración aproximada de un mes, dependiendo de la marca, y se las podemos echar cada vez que se pase el efecto de la misma. Existen pipetas especiales para cachorros a partir de dos meses.
  • Collares: son unos collares con principios activos para eliminar las pulgas y las garrapatas. Dependiendo del modelo pueden durar entre dos y ocho meses, acabado ese tiempo podemos ponerle otro sin problemas.
  • Champús: con un champú antipulgas normal podemos lavar a nuestro perro cada vez que haga falta, aunque su efectividad es simplemente momentánea. Elimina a las pulgas y garrapatas que tenga pero no lo protegerá de nuevos habitantes, así que es simplemente un método complementario a los demás.
  • Spray: elimina pulgas y garrapatas al momento. Su efectividad y la frecuencia de uso dependerá de cada marca.

Para combatir los parásitos internos existen tanto jarabes como pastillas y comprimidos masticables, cada uno con una duración distinta en función de la marca escogida. Ahora bien, para evitar administrar al animal dos productos antiparasitarios, cabe resaltar que también está disponible la doble protección mensual, en forma de comprimido masticable, que permite proteger al perro tanto de los parásitos internos como de los externos. Así pues, no lo dudes más, desparasita a tu mascota y pregunta a tu veterinario por este método antiparasitario más fácil de administrar y mucho más eficaz.

¿Por qué es importante desparasitar a un perro?

La presencia de parásitos intestinales, sobre todo cuando la infestación es grave, puede provocar en el perro síntomas como:

  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Inflamación abdominal
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de apetito
  • Decaimiento
  • Diarrea

Los gusanos pulmonares provocan síntomas respiratorios y los del corazón perjudican al flujo sanguíneo, produciendo una reducción del bombeo de la sangre a las arterias y, finalmente, una insuficiencia cardíaca.

Las pulgas y las garrapatas, además de producir picor y signos cutáneos como heridas, costras o erupciones, pueden transmitir a los perros una serie de enfermedades más o menos graves, como la babesiosis, la enfermedad de Lyme o la ehrlichiosis. Así mismo, algunos canes presentan síntomas de alergia a la picadura de pulga.

Por todo lo anterior, desparasitar al perro siguiendo las instrucciones del veterinario es fundamental, ya que los productos antiparasitarios previenen posibles infestaciones o, en el caso de los parásitos externos, provocan su eliminación antes de contagiar al animal cualquier patología.

Fuente: https://www.expertoanimal.com/cada-cuanto-desparasitar-a-un-perro-22035.html

 

Dejar un comentario

Puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>